08  
mar | 2017
Con sólo 21 años, este boliviano está construyendo su propio holding en Estados Unidos

Alejandro Rioja and Flux Products-compr

Nacido en Santa Cruz de la Sierra y con sólo 21 años, Alejandro Rioja está demostrando ser uno de los empresarios más prometedores de estos últimos años.

Influido por sus padres, quienes le inculcaron alcanzar la independencia financiera, Alejandro siempre soñó con crear su propia empresa multinacional.

Después de egresar del colegio Alemán Santa Cruz, este joven emprendedor decidió embarcarse en una aventura hacia California para alcanzar sus sueños. “Aprendí inglés desde pequeño y decidí ir a estudiar a Estados Unidos por las oportunidades que ofrecen las universidades americanas en términos de investigación y aprendizaje. Escogí California por Silicon Valley. Llegué solo, sin conexiones laborales, pero tuve la suerte de recibir becas de Apple, Google, Microsoft, Xerox, entre otras, las cuales cubrieron cuarta parte de mi carrera, Computer Science, en University of California, Los Angeles. El resto lo pagué con mis ahorros y emprendimientos”, señaló Alejandro.

En Junio de 2015, en una incubadora de empresas de su universidad, nació Flux Ventures, la compañía que ahora está haciendo triunfar a esta promesa boliviana y que está creando unos cargadores de teléfonos móviles delgados, elegantes y que son fáciles de poner en el bolsillo. A través de una conexión con una fábrica, mediante el socio de Alejandro, es que se empezaron a producir los cargadores Flux.

“Para dar a conocer mi marca, empecé vendiendo los cargadores en las calles de Santa Mónica, los fines de semana y después de clases. Salía con una caja llena de cargadores y no volvía a casa hasta venderlos todos. Esta experiencia me hizo muy buen vendedor y me ayudó a eliminar los nervios de hablar con gente extraña. Flux Chargers empezó a crecer cuando varias páginas de tecnología empezaron a hablar sobre nosotros. Yahoo Tech fue la primera y nos nombraron N° 1 y eso nos ayudó a atraer interés por parte de nuestros clientes. Luego usamos esa reseña para entrar en muchas más páginas. Toda esta publicidad nos ayudó a atraer a distribuidores y clientes en países como Malasia, Singapur, Suecia y otros. Actualmente, 15 personas trabajan en Flux”, contó Alejandro. 

Flux Chargers dispone de dos modelos, ambos en blanco y negro, que vienen con cables integrados para iPhone y Android [microUSB], siendo la principal característica que les diferencia de la competencia.

Ambos cargadores tienen un dispositivo de carga inteligente, que detecta el tipo de celular conectado y lo carga adecuadamente sin dañar la batería.

“La idea de Flux Chargers nació cuando fui a una fiesta y se me acabó la batería en mi celular. Un amigo me prestó su cargador portátil e inmediatamente noté éste era voluptuoso y requería de un cable adicional para conectarse a mi iPhone. En ese momento se me ocurrió la idea de crear un cargador que sea delgado y que tenga los cables integrados”, explicó este emprendedor boliviano.

Flux Use Cases-16-compr

Flux Chargers espera convertirse en Flux Electronics cuando lancen unos audífonos Wireless, a finales de este año.

¿Qué es Flux Ventures?

Es un Holding de empresas compuesto por:

-          Flux Chargers, cargadores portátiles posicionados en el mundo como el número 1 por Yahoo Tech, Digital Trends, Mashable, Engadget y otros.

-          Flux.LA, una consultora de desarrollo de software y marketing. “Creamos un proyecto llamado WatchMeTalk, con Google Glass, para que la gente sorda pueda obtener subtítulos en una conversación”, explicó Alejandro.

-          Flux Capital, es un fondo de inversión que invierte en empresas de tecnología y en la bolsa de valores de Estados Unidos.

-          Young Slacker, una empresa de creación de contenido promocional en Snapchat. (@youngslacker)

Según expertos, Flux Ventures está valorado en 15 millones de dólares.

15 millones de dólares son sólo el inicio

Alejandro es un joven soñador y visionario, él siempre luchó por tener sus propios emprendimientos y no trabajar para alguien más. Antes de Flux Ventures,  fundó Publicar.com.bo, Rioja Design Agency y otros proyectos que le permitan crear varias fuentes de ingresos relacionadas con sus habilidades. “A medida que iba convirtiéndome en un mejor empresario, mis negocios se solidificaron. Mis primeros negocios eran como freelancer”, agregó.

En un futuro, el sueño de Alejandro es que Flux Ventures se convierta en un Holding como Nestlé, P&G o Virgin Group, con varias empresas en distintos rubros. Su meta es crear 100 empresas en 100 industrias.

“Quiero poder impactar a 1 billón de personas”.

Es por ello que entre sus próximas ideas de hacer empresa están las de crear una barra de cereal vegana, un restaurante manejado por robots, entrar en el negocio de bienes raíces.

Alejandro es una persona perseverante. La clave del éxito de su negocio fue no rendirse cuando las ventas estaban bajas y lograr que su equipo sea propenso a aprender y no pone excusas.

Este emprendedor boliviano, quien creció admirando a Steve Jobs, su empresa y diseño de sus productos, toma muy en cuenta esos principios en sus propios productos y empresas.

“Actualmente tengo muchos ídolos e intento aprender de las cualidades y habilidades que ellos tienen. Por ejemplo, me gusta la habilidad de negocios de Richard Branson, la actitud respetuosa de Roger Federer, la simpleza de Gandhi, los principios de inversión de Charlie Munger”, comentó el creador de Flux Chargers

Todo ello se combina con su actitud perseverante, lo que le ayudó a no rendirse fácilmente y a las ventas cuando las personas le dicen “no”.

“Vender en persona es una de mis actividades favoritas porque así puedo conocer qué es lo que la gente piensa de mi producto y esto me ayuda a mejorarlo. Una de mis habilidades es poder manejar mi tiempo muy bien y saber distinguir qué tareas son importantes y requieren mi atención y cuáles deben ser obviadas”.

Alejandro Rioja at the VC Fund-compr

Además, recientemente Alejandro fue nombrado gerente general de Inston, una empresa valuada en 20 millones de dólares, con 20 patentes y que está creando la nueva generación de memorias que va a reemplazar a RAM. “Demostramos que nuestra tecnología es 10x veces más rápida en lectura que RAM y STTRAM, utilizando 10x veces menos energía. Con este nuevo cargo, me encargaré del desarrollo del producto y la atracción de talento. El plan es poner esta memoria en todas las computadoras en los próximos 10 años”.

Un boliviano que triunfa lejos

Para el fundador de Flux Ventures, crear una empresa en Estados Unidos es mucho más sencillo. “El proceso de aplicación se puede hacer online y la aprobación tarda sólo unos cuantos días. Además, la atracción y retención de talento es muy fuerte y permite tener más empleados capacitados en tecnología. Por otro lado, el capital de inversión es también mayor y permite tomar más riesgos y crear empresas de mayor complejidad”.

“Siempre estuve fascinado con Silicon Valley. La cantidad de innovación que ocurre en California es impresionante y también motivante. El hecho de poder estar en este nido de innovación, tener acceso a nuevas tecnologías y conocer a personas muy capacitadas fue crucial para lanzar Flux Ventures”.

Una de las claves del éxito de este emprendedor es el hecho de que constantemente aprende y lee sobre nuevas tecnologías, herramientas online, marketing y desarrollo de productos. Según contó, la mitad del día se la paso leyendo y la otra mitad implementando los nuevos conocimientos que adquiere en su empresa. “Si uno no actúa en el nuevo conocimiento, ese conocimiento tiene poco valor”.

Además de todo lo que hace, Alejandro es inversor en Everipedia, Snapwire y Bolder Bands. Por otro lado, como hobbie le gusta rapear.

Si bien Alejandro decidió dejar Bolivia en busca de nuevas y mejores oportunidades, dentro de sus planes está volver al país. “Quiero regresar al país una vez me retire. Me gustaría llevar mis conocimientos empresariales, conexiones e ideas al país y poder incentivar aún más la creación de startups en Bolivia. Me gustaría ser presidente y finalmente crear un sistema de educación similar al de los países nórdicos. Además, me gustaría ser presidente del país, pues siento que falta inversión en tecnología y educación. Debemos traer gente capacitada para que pueda formar profesionales y jóvenes más competitivos mundialmente.”, finalizó el emprendedor.

Recientemente, Alejandro se unió al Círculo Azul de Grupo Nueva Economía. Un equipo de jóvenes bolivianos que destacan a nivel nacional e internacional por su espíritu emprendedor, lo que los convierte en un referente dentro el ámbito de la innovación. Conoce más de esta iniciativa y de sus integrantes.

Esta entrada fue publicada en Perfiles y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Con sólo 21 años, este boliviano está construyendo su propio holding en Estados Unidos

  1. Elvis Edison choque Sánchez dijo:

    Un gusto conocer el éxito de grandes empresarios Bolivianos
    En especial si son jóvenes. Adicionalmente, creo que el cambio en la
    Educación en Bolivia se realizará con una causa externa y no así por
    Iniciativa del Estado, ya que personas como ALejando conoces las nuevas
    Tendencias en cuanto a tecnología y educación que el Estado no prioriza
    Investigar y conocer por diversas razones.

    • Juseline Duran dijo:

      Sabemos que como Alejandro existen muchos bolivianos más, no sólo fuera del país, sino dentro del territorio, con grandes capacidades para hacer cosas extraordinarias. Gracias por el comentario. Saludos Elvis!

  2. Oscar leniz dijo:

    Plenamente de acuerdo con la idea que tiene de mejorar la educación en nuestro país esa es la verdadera inversión que debe realizar este gobierno y los que vendrán solo asi podremos salir de este abismo al que estamos cayendo, nuestros niños no tienen la culpa de los complejos ideológicos y mentales que tienen nuestros politicos, oficialistas y opositores; ellos merecen vivir bien

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *



Current month ye@r day *